9.4.06

Presentación del cuaderno de poesía
Estación del frío de Vicente Muñoz Álvarez


El lunes 10 de abril a las 20:00 h. en la Sala de Grados del Edificio Quintiliano de la Universidad de La Rioja, el escritor leonés Vicente Muñoz Álvarez (Premio Letras Jóvenes de Castilla y León 1996) inaugura el nuevo seminario Presencias Literarias 2006 con un recital de poemas y la presentación de su nuevo cuaderno de poesía Estación del frío, publicado por Ediciones del 4 de agosto en la colección Planeta Clandestino y cuya edición y prólogo es de Diego Marín A.

«Hablar de la obra poética de Vicente Muñoz Álvarez es hablar de la poesía de los vencidos», así describe Diego Marín A. los poemas del escritor leonés Vicente Muñoz Álvarez. Y así son los versos del autor: «Tener entre veinticinco/y treinta años/y justificar tu edad/preparando oposiciones»; directos, ágiles, sinceros, naturales, desencantados. Tras la generación de escritores leoneses como José María Merino, Luis Mateo Díez, Julio Llamazares o Antonio Colinas, surgieron en los años 90 y en esa misma provincia una serie de artistas que ofrecieron un contrapunto cultural, como son el músico Álex Cooper, el dibujante Miguel Ángel Martín, el guionista Hernán Migoya o el escritor Vicente Muñoz Álvarez. Éste último, además, dirigió el fanzine Vinalia Trippers, una de las más importantes publicaciones literarias, independientes y alternativas del país.

Vicente Muñoz Álvarez se dio a conocer literariamente con el libro Monstruos y prodigios (Premio Letras Jóvenes de Castilla y León 1996) y, ahora, diez años después, hace un punto de inflexión en su obra con el poemario Estación del frío. Vicente Muñoz Álvarez inaugura el seminario Presencias Literarias 2006 de la Universidad de La Rioja el lunes 10 de abril a las 20:00 h. con el recital de presentación del cuaderno de poesía Estación del frío (Ediciones del 4 de agosto, 2006), cuya edición y prólogo es de Diego Marín A.

Vicente Muñoz Álvarez (León, 1996), licenciado en Derecho, ha publicado libros de poesía como Canciones de la gran deriva (1999) y Privado (2005) y libros de relatos como Perro de la lluvia y otros cuentos (1997) y Los que vienen detrás (2002; ilustrado por Miguel Ángel Martín). Colaborador habitual de revistas literarias como Lunula, Reloj de Arena y la logroñesa Fábula, ha coeditado las antologías de narrativa breve Golpes. Ficciones de la crueldad social (2004) y Tripulantes (2006; en prensa).

6.4.06

Presentación del epistolario
Cartas vivas
de Armando Buscarini

Mañana, jueves 6 de abril a las 20:00 h. en el Ateneo Riojano de Logroño, se presenta el epistolario Cartas vivas (Ediciones del 4 de agosto/Fundación-Archivo Rafael Cansinos Assens, 2006) de Armando Buscarini. La publicación recoge la correspondencia del poeta maldito de la bohemia madrileña con Rafael Cansinos Assens y Andrés González-Blanco y un prólogo a este volumen del escritor Javier Casis, siendo responsables de la edición los hermanos Rubén y Diego Marín A.


En la vorágine de desencuentros que supuso la vida del poeta maldito Armando Buscarini (Ezcaray -La Rioja-, 1904—Logroño, 1940), hay obras y textos que marcan significativamente el panorama de la bohemia madrileña de la primera mitad del siglo XX. Hablan de Buscarini las memorias del psicólogo Alberto Escudero Ortuño y escritores como Ramón Gómez de la Serna, César González-Ruano, Juan Manuel de Prada, Florentino Hernández Girbal y Rafael Cansinos-Assens. Tanto a éste último, periodista y crítico literario clave de aquel Madrid, como al director de la Sección Literaria del Ateneo Madrileño Andrés González-Blanco, Armando Buscarini dirigió una serie de cartas en las que les solicitaba –casi rogando– su protección artística y hasta el sufragio de los gastos de imprenta de la edición de sus obras, cuando no un prólogo. Siempre con un involuntario descaro y una extroversión fruto de su incipiente demencia, Buscarini deja testamento en estas cartas del panorama literario del Madrid de la bohemia y sus diatribas con otros periodistas y escritores.

Cartas vivas. Epistolario inédito de Armando Buscarini con Rafael Cansinos Assens y Andrés González Blanco (2006) ha sido editado por Ediciones del 4 de agosto, en colaboración con la Fundación-Archivo Rafael Cansinos Assens (www.cansinos.org). La pubicación recoge cuatro cartas de Buscarini dirigidas al escritor judeoandaluz y fundador del Ultraísmo Rafael Cansinos Assens y otra más al poeta conquense y crítico teatral Andrés González-Blanco, que prologara el Cancionero del arroyo (1920) del ezcarayense. Cartas vivas, prologado por Javier Casis, está editado a cargo de los hermanos Rubén y Diego Marín A., periodista y filólogo, respectivamente, que actualmente preparan la publicación de Orgullo. Poesía in/completa (Ediciones del 4 de agosto/Ayuntamiento de Ezcaray, 2006) de Armando Buscarini.

Armando Buscarini, seudónimo de Armando Antonio García Barrios, viajó siendo muy joven a Madrid, donde se convirtió en ejemplo de la bohemia literaria a comienzos del siglo XX, paradigma del «poeta maldito» y donde publicó su primer poemario, Ensueños (1919), así como poemas en periódicos como La Libertad, El Imparcial o La Tribuna. A éste siguieron otros opúsculos como los poéticos Cancionero del arroyo (1920), Yo y mis versos (1921), Por el amor de Dios (1922), Primavera sin sol (1924) o Los Lauros (1926); los narrativos Maruja la del Cristo (1924), La Reina del Bosque (1925) o La cortesana del Regina (1927) y los dramas teatrales Sor misericordia (1923; escrita junto a Mario Arnold), Los dos alfareros (1927) y El rufián (1928). Residente ocasional primero del Departamento de Dementes del Hospital de Madrid desde 1923, luego fue ingresado y trasladado al Manicomio Provincial de Valladolid en 1929 y finalmente al Hospital Psiquiátrico de Logroño en 1932, donde murió, enfermo de tuberculosis pulmonar. Protegido de amigos y solidarios mecenas como los hermanos Álvarez Quintero, Eduardo Marquina, Alfonso Vidal y Planas o Alfonso Hernández Catá, su obra literaria se vio superada por su azarosa, pintoresca y extravagante vida.